Cómo Acompañar a Mi Familia Hacia la Resiliencia

¿Cómo acompañar a mi familia hacia la resiliencia?

Tabla de Contenidos

La familia es el núcleo más importante de la sociedad, porque en ella se cimentan muchas de nuestras formas de ser, se heredan rasgos de personalidad, se forma el  carácter,  hábitos, aprendemos a socializar, compartir,  reir entre otras., si bien todo esto se construye en la familia y por ser el primer espacio de socialización, la comunicación asume un papel fundamental.

Pero muchos dirán, si todos hablamos en mi familia, las preguntas son: ¿cómo es esa comunicación?, ¿En qué momento te comunicas?, ¿en qué tono te comunicas?, o ¿Te mantienes en silencio en tu familia? Desde la psicología y para comprender desde el enfoque académico, a qué tipo de familia pertenecemos, aclarando que es un modelo de clasificarlas y entendiendo que no existe una familia perfecta, miremos a continuación:

¿Cómo es mi familia?

Cada familia es única porque viene con una historia, unas normas, y cada miembro tiene su propia personalidad, cualidades, metas y sueños, la forma que interactúan cada uno dentro de la familia, esto hace que se hable de distintos tipos de familia, pero considero que define esta diferencia es la manera como se comunican, como se adaptan a los cambios y como ejercen la autoridad internamente, su flexibilidad o rigidez frente a ésta.

Teniendo en cuenta esto hay familias llamadas funcionales rodeadas de amor, respeto y contribución sana a la personalidad de cada miembro donde fluye la comunicación, aunque no hay familias cien por ciento perfectas, pero si hay familias que buscan llevar un equilibrio y armonía en la interacción con sus miembros, donde se expresan las emociones de manera libre y se procura que todos sus miembros se autorrealicen, avancen y son contención en los momentos difíciles que tenga uno o varios miembros siendo apoyo emocional y personal.

De igual manera, hay otro tipo de familias llamadas disfuncionales que dan cabida a conductas que interfieren en una buena comunicación porque su estilo comunicacional está basado en la descalificación de lo que exprese algún miembro indicándole que no tiene credibilidad o descalificando con chistes, burlas, ironías lo que diga o haga ridiculizándolo es una forma de subestimarlo que hace la comunicación violenta, muy superficial y confusa.

La descalificación es uno de los estilos comunicacionales que hace más daño a los miembros o a algún miembro de la familia, porque con él lo estamos marginando e invalidando.

¿Cuando estamos descalificando?

Cuando le decimos “tú, no eres”, “tú, no puedes”, “no existes para nosotros”, cuando ignoramos o algún miembro de la familia y pasa desapercibido, sufre la indiferencia y vive una situación dolorosa que le baja la autoestima.

 Este tipo de familia les cuesta expresar sus estados emocionales, es difícil decir expresiones como yo me siento, me da miedo, yo creo que me siento feliz, o me siento triste, porque se tiene desconfianza y existe mucha tensión en las relaciones, silencios entre ellos y ocultan la expresión de emociones lo que se traduce en un futuro en somatización de enfermedades por las emociones no expresadas.

Sin embargo, este tipo de familia puede sostener conversaciones que no tengan compromiso relacional como opiniones sobre la contribución económica en la casa, opiniones sobre noticias o programas de T.V o comentarios sobre situaciones externas.

¿Por qué es importante tener claridad sobre el tipo de familia?

El análisis de estos dos tipos de familia es importante, para que tengamos una apertura a generar cambios positivos o fortalecer aún más las actitudes positivas que hemos construido en ella, o en su defecto iniciar a establecer una mejor comunicación en nuestra familia.

Ahora sí miremos el título de este artículo:

¿Cómo acompañar a mi familia hacia la resiliencia?

Actualmente las familias estamos afrontando una pandemia, es propicio hacer un pare en nuestra vida y el estar juntos en casa, debemos ser resilientes; es decir  buscar alternativas frente a situaciones que generan ansiedad, desesperación y malestar, que en vez de culpar a uno u otro miembro de la familia hay que generar alternativas para mantener la calma.

Este es uno de los retos que tiene hoy la familia en especial por la llegada de la pandemia COVID -19 que cambió nuestra dinámica interna que exige que nos readaptemos y para hacerlo es importante que asumamos un estilo de comunicación claro y abierto, en el que aprendamos a conjugar que nuestro cuerpo también se comunica con sus gestos, postura corporal y también nos comunicamos con el silencio de manera positiva.

Estamos en un tiempo de fortalecer lazos y comunicarnos de una manera sana, no existen familias perfectas, pero podemos hacer que nuestra estancia en casa sea en armonía y en amor donde se sienta el respaldo, la libertad individual, y aceptarnos con valores y defectos en la capacidad de ser tolerantes para estar en armonía.

Referencias

¿Quieres hacer un entrenamiento de coaching?

Estás a un paso de lograr un cambio en tu estilo de vida, contáctanos y recibirás en tu correo la información necesaria!

5 comentarios en “¿Cómo acompañar a mi familia hacia la resiliencia?”

  1. Bueno el tema del Covid creo que ha puesto a prueba a la sociedad y nos ha hecho volver a mirar al nucleo fundamental de nuestra sociedad que es la familia. Sin embargo es importante que en las familias exista el respeto por los demás eso implica no entrar en descalificaciones y respetar las opiniones de los demas, ahora es el momento de reencontrarnos y encontrar lo positivo de la pandemia, nos ha permitido dedicar tiempo de calidad a nuestras familias. Excelente articulo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relaciones de pareja
Parejas
Las Relaciones de Pareja

Para empezar a conversar un poco sobre las relaciones de pareja, quiero iniciar planteando la vida como el cumulo de relaciones en el tiempo de

Leer más »
Scroll to Top